Lisboa - Coimbra - Aveiro - Oporto

Saludos desde Oporto.

Anoche, echamos la ultima noche en Lisboa, echandonos unas gordas, y jugando al UNO con Camino e Isabel, unas tinerfenias muy majas que acababan de llegar a Lisboa. Tambien conocimos a Junco una japonesa que se ha venido de vacaciones a la peninsula y marruecos durante dos meses. Es muy simpatica pero no quiso bajarse con nosotros a echarse una gorda, asi que esta noche se la hemos devuelto dandole un concierto de los tres Snoring Tenors, Albertoti, Manuelererras y Fran Domingo, la pobre se ha tenido que levantar a media noche a ponerse unos tapones para los oidos.

Hoy nos hemos levantado tempranico y hemos puesto los chunguitos y rumbo a Coimbra, donde sinceramente hemos hecho poco humo, pero la parada ha merecido la pena, ya que el tio del peaje de la autopista se ha equivocado y nos ha cobrado 2 euros en lugar de 12.

Despues hemos ido a Aveiro, donde hemos estado comiendo en una pasteleria. Yo he sido comedido y me he pedido una hamburguesa en plato, pero aqui los amigos se han pedio una pizza grande cada uno y se les ha quedao un rato larguisma, eso si, estaban de vicio. Luego os enseniamos fotos, bueno, luego no, ahora, que me acabo de dar cuenta de que este ordenador tiene lector de tarjetas.




Por ultimo hemos llegado a Oporto, hemos llegado al hostal, y la primera impresion no ha sido la mejor (os dejo una foto de la fachada del lugar el, la entrada es la puerta roja). Por dentro engania, aunque tiene una poquica mierda sobretodo la pecera.



Y poco mas os puedo contar, que hemos estado haciendo un tur por la ciudad, nos la hemos pateao entera y hemos hecho alguna foto como esta



Hasta maniana, aunque no os prometemos nada porque ahora nos vamos de fiestaaaa!!

P.S. Fontecha: Cabrones++;
P.S.2

While (Fontecha.location == "Los Yebenes")
{
try{
Dot.FiestaLevel = Dot.FiestaLevel + 1;
Fontecha.FiestaLevel = null;
Fontecha.Encabronamiento++;
System.out.println("Trolorololo lorolo lorolo, lorololololo");
}
catch (NoMeToquesLaPollaException ex)
{
System.out.println("No te quisiste venir. Auste a la mierda");
}
}

Sintra-Cabo da Roca-Belém. Cabeza de Agudo....

Después de descubrir ayer que nuestras companieras de habitación eran tres chicas (el super héroe acertó) y que fueron reemplazadas por una pareja de yankis, nos echamos unas gordas en el hostal jugando al UNO y esta maniana nos hemos encaminado hacia Sintra al son de Los Chichos.

Hemos subido unas pocas cuestecicas hasta llegar al Palacio da Pena (que a pesar del nombre estaba bastante interesante) y nos hemos encontrado con nuestras amigas de la primera noche :)

De vuelta a "Casa", hemos pasado por Belém para comernos unos pastelillos y ver la Torre.

Cena en un brasilenio y noche de tranquis con unas espaniolas en el hostal. Por cierto, tenemos una compi nueva en la habitación. Es japonesa, se llama Junco (como el cantante) y está de visita por la Península. Hemos estao "impruvin auar inglis".

Maniana más :)

P.S. Si fuera Fontecha, estaría en mi casa sin salir pensando "Cabrones 5" xDDDD

Carbono 14

Hola.

Seguimos en Lisboa, la jornada de ayer fue bastante larga.

Por la tarde descubrimos a un nuevo super heroe "Huele Rabos" (o algo asi). Resulta que uno de los componentes del viaje se aventuräo a oler la toalla de uno de nuestros desconocidos companieros de habitacion con la intencion de averiguar si nuestros tres companieros eran Machos o Hembras. Cogio la toalla, se la arrimo a los hocicos, la golio y dijo, "esto huele a chichi", y a partir de ese momento comenzo la conia por parte del resto, ya que nuestra apuesta era que eran tios y habia olio una toalla restregada por una colilla.

Luego Alberto nos brindo una frase que pensamos se hara mitica, al referirse a la anecdota que os acabo de contar: "Tambien puede ser que lo que te haya fallado sea la prueba del carbono 14"

Hoy a las 6 de la maniana hemos descubierto que sus poderes son reales, pero no ha servido para nada.

Por la noche estuvimos en el sitio este chines que nos recomendo Andres, se trata de un sitio muy curioso. El cual debio aparecer en la guia michelin del abuelo del senior "mas turbado" de la esi. Vamos que eso antes tuvo que ser un burdel.

Posteriormente nos metimos en la zona de marcha de Lisboa, bueno en la que la gente bebe, luego parece que hacen mudete a otro lado, no cabia un alma por las calles, conocimos a un grupo de zagalas espaniolas, que nos dejeron su particular "contigo no bicho" con un muy carinioso "un beso chichos, nos vamos a pedir una chupitos"

Y por ahora yo os digo lo mismo "un beso chicos"

Droja en el Colacao. Lisboa

Hemos llegado hace un rato a Lisboa. Hemos soltado las cosas en un hostel impresionante y hemos dejado el coche. Ahora toca planificar las rutas de aquí para estos días.

Como primeras impresiones, se nota mucha diferencia entre la zona del sur y la capital. Parece que además, por aquí la ratio de ricas por metro cuadrado es mucho mayor.

Se me pasó contar que anoche sufrimos una redada en un sitio chunguísimo, donde cachearon a Alberto.

Por cierto, en una calle peatonal de todo el centro de Lisboa no han dejado de ofrecernos droga (hay más variedad que en el surtido de bollería del lab).

En próximos posts seguiremos informando, y a ver si podemos subir alguna fotico, que eso está más difícil.

Desde Faro con amor

Primera etapa concluida. Unos pocos kilómetros de juntas tóricas, inyectores y demás parafernalia automotiva, llegamos a Faro. Como de noche todos los gatos son pardos, esperamos a ver qué nos depara este país con una hora menos con los claros de la magnana.
Debido al jet-lag sufrido por el cambio de horario, todavía estamos medio dormidos, aunque anoche estuvo bastante animado el tema. Pero como dicen los yankis, lo que pasa en Vegas, queda en Vegas xD

Saludos, pollos, desde el sur de la Península.

P.S. Trololooooooooooooo

Magnana más (y mejor)

Los gatos también flipan

Hay algo que deja flipando hasta a un gatico.
Gato OMG desvelado

Anticonceptivo Masculino

Hasta el momento, los hombres sólo tenían dos maneras de evitar embarazar a una mujer: por medio del uso de un preservativo y mediante una vasectomía. Un novedoso sistema promete revolucionar la manera que un hombre podrá encarar de ahora en más su sexualidad sin el temor de un posible embarazo de su pareja.

Se trata de un nuevo tipo de anticonceptivo masculino que nada tiene que ver son los ya conocidos preservativos y vasectomía, los únicos conocidos hasta el momento para ellos.

Se trata del Intra Vas Device (IVD) y funciona en un corto plazo. Según informa el sitio británico de la BBC, el tratamiento consiste en una inyección de silicona que se introduce por el escroto y cuya función sería tapar la salida del semen.

Las pruebas preliminares fueron realizadas entre 30 hombres y ha tenido resultados positivos. Los estudios en monos arrojaron además que el tratamiento es reversible.

Elaine Lissner, del Proyecto de Anticoncepción Masculino, sostuvo que los “hombres quieren controlar sus propios destinos” y que esto podría ser un elemento para lograrlo.
El Shepherd Medical Company comenzará a testear sus IVD a mediados de este mes y los primeros voluntarios serían hombres provenientes de Minnesota.

El investigador de la Universidad de Edimburgo, Richard Anderson, sostuvo que “esto sería a una muy buena alternativa a la vasectomía”.

En la siguiente imagen podemos ver el singular artilugio.



Lo que yo me pregunto es como coño te sacas luego de ahí la puta silicona.
Igual es que la presión ejercida por "el recao" es la justa para que salga la silicona pero "el recao" se quede dentro ocupando el lugar que antes ocupaba esta, sea alcanzado este momento cuando el hombre tenga que finalizar el coito y escurrir su pene para que "el recao" salga de manera contralada fuera de la vagina evitándose así el peligro.
Seguro que lo ha inventado una tia, y no sabe que los hombres meamos por el pito.

La única pega es que por el momento, no está disponible en las tiendas españolas, pero se me ocurren un par de cosas que podrían funcionar de igual forma.



1st DOT is caming!

Hola zanguangos!

Como todos sabeis, algunos porque formais parte activa y otros porque os rajasteis en su día, el viernes 5 atrevidos muchachos emprenderemos el "1st DOT", un viaje en coche que durante una semana nos llevará por España y Portugal con el objeto de hacer una revisión sistemática de sus maravillas.

Para que no sufrais, hemos decidido utilizar el blog como cuaderno de viaje en el que os iremos dejando toda la información sobre los que dios quiera nos acaezca en el viaje.

En este mapa podeis ver la hoja de ruta del viaje. Como veis pasaremos por Sevilla, Lepe (a que nos cuenten un chiste acompañado de una gamba blanca) Faro, Setubal, Lisboa, Sintra, Oporto, Salamanca, y otros pueblecejos que nos están marcados pero que seguro que nos atraeran hacia ellos para visitarlos.



Ver mapa más grande

Como no podía ser de otra manera, hemos diseñado la indumentaria oficial para el viaje, la cual consta de camiseta llamativa, pantalón vaquero, y apargates al gusto. La camiseta a parte del fashion end, tiene como fin que estemos constantemente identificados entre el gentio, por eso las hemos pedido en unos elegantes colores, tales como naranja y verde pistacho. Aqui os dejo una imagen del modelo para que os hagais una idea de lo que se va a llevar esta primavera.





P.D. Si quereis saber el mensaje oculto en la "O", no seais abundantes, eso lo dejamos para otra entrada.

Kate Gall, digo Kate Ryan y France Gall

Hoy estaba zascandileando y otras zarandajas, cuando he oido en la tele un canción de France Gall. Por si no lo sabeis France Gall es una cantante francesa que tuvo bastante exito en los años sesenta, incluso llegó a ganar eurovisión en 1965 con una canción que me gusta mucho "Poupée de Cire Poupée de son".

Pensar en France Gall es pensar en Kate Ryan, os estareis preguntando por qué. Pues porque la mayoría de los éxitos de Kate Ryan lo fueron en su día de France Gall. Aunque no le quitemos meritos a Kate ya que la limpieza de cara que les ha hecho a muchas de ellas las ha hecho revalorizarse.

Os dejo aqui unas comparativas de las versiones originales de France Gall y las remasterizaciones de Kate Ryan.

Empezamos con el último éxito Babacar



Seguimos con otro exitazo Ella elle l'a




A que da la sensación que las de France Gall están grabadas como en StopMotion. Dan ganas de decir "Muchacha arrancate ya"

Por último os dejo la canción con la que ganó Erutovisión 1965, que ya os he dicho antes como se llama.

Hijo de Puta hay que decirlo más!


Artículo de Arturo Pérez Reverte alias "Me molan los ultramarinos" publicado hace algún mes en el diario El Semanal.

Cada vez que doy un paseo veo más tiendas cerradas. Algunas, las de toda la vida, habían sobrevivido a guerras y conmociones diversas. Eran parte del paisaje. De pronto, el escaparate vacío, el rótulo desaparecido de la fachada, me dejan aturdido, como ocurre con las muertes súbitas o las desgracias inesperadas. Es una sensación de pérdida irreparable, aunque sólo haya echado vistazos al escaparate, sin entrar nunca. Otras de esas tiendas son negocios recientes: comercios abiertos hace un par de años, e incluso pocos meses; primero, los trabajos que precedían a la apertura, y después la inauguración, todo flamante, dueños y dependientes a la expectativa, esperanzados. Ahora paso por delante y advierto que los cristales están cubiertos y la puerta cerrada. Y me estremezco contagiado de la desilusión, la derrota que trasmite ese triste cartel pegado al cristal con las palabras se alquila o se traspasa.

En lo que va de año, la relación es como de una lista de bajas después de un combate sangriento. Entre las que conozco hay una parafarmacia, dos tiendas de complementos, una de música clásica, una estupenda tienda de vinos, una ferretería, una tienda de historietas, tres de regalos, dos de muebles , cuatro anticuarios, una librería, dos buenas panaderías, una galería de arte, una sombrerería, una mercería e innumerables tiendas de ropa. También, ésa fue un golpe duro, por lo simbólico una juguetería grande y bien surtida. Me gustaba entrar en ella, recobrando la vieja sensación que, quienes fuimos niños cuando no había televisión, ni videoconsola, ni nos habíamos vuelto todos -críos incluidos- completamente cibergilipollas, conservamos del tiempo en que una juguetería con sus muñecas, trenes , soldados, escopetas, cocinitas, caballos de cartón, disfraces de torero y juegos reunidos Geyper, era el lugar más fascinante del mundo.

Ahora hablamos de crisis cada día. Hasta los putos políticos y las putas políticas, que no es lo mismo que políticas putas, ahórrenme las putas cartas, lo hacen con la misma impavidez con que antes afirmaban lo contrario. En todo caso, una cosa es manejar estadísticas; y otra, pisar la calle y haber conocido esas tiendas una por una, recordando los rostros de propietarios y dependientes, su desasosiego en los últimos tiempos, la esperanza, menor cada día, de que alguien se parase ante el escaparate, se animara y entrase a comprar, sabiendo que de ese acto dependían el bienestar, el futuro, la familia. Haber presenciado tanta angustia diaria, la ausencia de clientes, el miedo a que tal o cual crédito no llegara, o a no tener con qué pagarlo. El saberse condenados y sin esperanza mientras, en las tiendas desiertas que con tanta ilusión abrieron, languidecían su trabajo y sus ahorros Morían tantos sueños.

Eso es lo peor, a mi juicio. Lo imperdonable. Todas esas ilusiones deshechas, trituradas por políticos golfos y sindicalistas sobornados que todavía hablan de clase empresarial como si todos los empresarios españoles tuvieran yate en Cerdeña y cuenta en las islas Caimán. Ignorando las ilusiones deshechas de tanta gente con ideas y fuerza, que arriesgó, peleó para salir adelante, y se vio arrastrada sin remedio por la tragedia económica de los últimos tiempos y también por la irresponsabilidad criminal de quienes tuvieron la obligación de prevenirlo y no quisieron, y ahora tienen el deber de solucionarlo, pero ni pueden ni saben. De esa gentuza encantada consigo misma que no sólo carece de eficacia y voluntad, sino que sigue impasible como don Tancredo, procurando ni parpadear ante los cuernos del toro que corretea llevándose a todo cristo por delante. Un Gobierno cínico, demagogo, embustero hasta el disparate. Sentenciándonos, entre unos y otros, a ser un país sin tejido industrial, ni empresarial, sin clase media, condenado al dinero negro, al subsidio laboral con trabajo paralelo encubierto y a la economía clandestina. Con mucho Berlusconi en el horizonte. Un rebaño analfabeto, sumiso, de albañiles, putas y camareros, donde los únicos que de verdad van a estar a gusto, sinvergüenzas aparte, serán los jubilados guiris, los mafiosos nacionales e importados, y los hooligans de viaje y tres noches de hotel, borrachera y vómito incluidos, por veinticinco euros. Para entonces, los responsables del desastre se habrán retirado confortablemente al cobijo de sus partidos, de sus varios sueldos oficiales, de sus pingües jubilaciones por los servicios prestados a sí mismos. A dar conferencias a Nueva York sobre cómo nos reventaron a todos, dejando el paisaje lleno de tiendas cerradas y de vidas con el rótulo se traspasa. Así que malditos sean su sangre y todos sus muertos.
En otros tiempos, al menos tenías la esperanza de verlos colgados de una farola.

Un perrete desayunando

Aquí os dejo con un samoyedo desayunando, probablemente antes de irse a trabajar xD

No os digo na.... (III)

... y os lo digo tó.

{8, 16, 32, 64, 128}

Esta es mi primera entrada en el blog. Se trata de un artículo de opinión escrito hace un tiempo y publicado en la Revista General Failure nº0. Dedicado a todos los jugones, en especial a los de la vieja escuela...

8, 16, 32, 64, 128. Hasta hace poco tiempo, la potencia de una videoconsola se medía en gran parte por el número de bits que poseía. De hecho esta sucesión matemática carente de significado para la mayoría de los mortales, debería ocupar un “lugar de honor” en la memoria de cualquier jugón veterano. Y sí, el término jugón ya existía antaño, aunque su uso no era precisamente futbolístico.

Pero los números de esta sucesión no solamente representan bits tecnológicamente hablando, sino también generaciones, generaciones de personas que fueron creciendo a medida que se iban añadiendo nuevos términos a la serie. Generación tras generación y sin apenas tiempo para asimilarlo, los videojuegos se estaban convirtiendo en arte. Un arte a priori reservado para, como diría Ortega y Gasset, una minoría selecta. Mientras que otras formas de ocio como la música o el cine ya estaban asentadas entre la masa social, los videojuegos, sin embargo, comenzaban a extenderse, evolucionando con paso firme y rápido, tanto como lo hacían los procesadores de cada nueva generación emergente.

Toda forma o expresión artística es descubierta o inventada por alguien, a veces un alguien anónimo, una persona adelantada a su tiempo, un genio en un mundo inexistente.

Fue Ralph H. Baer quien en la década de los cincuenta propone una nueva forma de ocio. Surgía el concepto de videojuego. Más tarde, allá por el año 1972, Atari presenta el primer videojuego doméstico: Pong; con él asistiremos al nacimiento de la primera generación. A partir de entonces multitud de empresas empezaron a mostrar interés por lo que se empezaba a denominar ocio interactivo.

Pero no todo iba a ser un camino de rosas. A principios de los años 80, tiene lugar la primera crisis del videojuego. Se plantean nuevas estrategias de negocio para re-lanzar el mercado del ocio digital. Compañías como Nintendo y Sega se hacen cada vez más populares y desde Japón intentan “invadirnos” con aparatos electrónicos capaces de representar mundos virtuales en los televisores de la época. Las videoconsolas irrumpen en el mercado y con ellas surge la generación de los 8 bits. El primer término de la serie queda definido.

Durante los años 80 y principios de los 90, muchas eran las empresas que apostaban por hacerse un hueco en el mercado del entretenimiento digital, aunque es sabido que no era fácil. El éxito de algunas compañías supuso el fracaso de muchas otras. Nintendo y Sega mantienen el tipo y los videojuegos cada vez se extienden más entre la multitud. Una multitud a la que se empezaba a conocer con el apodo de “freaks”. Freaks que veían los videojuegos como algo más que un “mata-mata”.

Sega y Nintendo siguen caminos paralelos, surgen las primeras videoconsolas portátiles y algunos juegos suponen la creación de auténticas franquicias y estandartes para ambas compañías (Mario, Zelda, Sonic,…). Ya no solo basta con crear el hardware y unos cuantos juegos insignia; había que crear más y más software para alimentar aquellas máquinas y a todos esos freaks ávidos de nuevas experiencias y en constante crecimiento. De esta forma, se comienzan a desarrollar nuevos videojuegos en estudios independientes. Nacen las “thirds parties” y se asienta la generación de los 16 bits.

La década de los 90 avanza; el ritmo lo marcan los desarrolladores, cansados de exprimir hasta el último bit de cada máquina, exigen a las grandes compañías nuevos retos, nuevas plataformas y un nuevo hardware que los sitúe al borde de la desesperación y el suicidio profesional. Sony aparece en escena y ante la pasividad de Nintendo, Sega mueve ficha; “si vis pacem para bellum”.

Dos nuevas máquinas, Playstation y Saturn copan el mercado. Los graficos pre-renderizados se ponen de moda y las thirds parties adquieren un mayor protagonismo. La masa social se entremezcla con la minoría selecta. Se consolida la generación de los 32 bits.

Nintendo se encuentra entre bastidores, esperando el momento idóneo para contratacar. La muerte de Saturn es una muerte anunciada. En ese momento, Nintendo presenta en sociedad una nueva máquina: N64. El arte da paso al negocio.

Playstation se resiste a abandonar el escenario; la minoría selecta se divide y la generación de los 64 bits pasa desapercibida.

Eran tiempos en los que proliferaban las muertes por ataques cardíacos, y Sega optaba por acrecentar este hecho. A finales de los 90, y por sorpresa, Dreamcast inaugura una nueva generación a la que, un año después, se uniría Sony con su PS2. Nace la generación de los 128 bits.

La máquina de Sega prometía dar a sus fieles aquello con lo que estos siempre habían soñado, pero la realidad era otra y la falta de infraestructura online de la época hizo que a Dreamcast se le detuviera el corazón para siempre.

El comienzo del nuevo siglo trae consigo la madurez tecnológica tanto del hardware como del software. Los bits carecen de importancia y la potencia alcanza nuevas cotas.

Los videojuegos se asemejan a superproducciones de cine intentando ir más allá del ocio, con propuestas para mejorar la experiencia de los usuarios (ya no apodados jugones). Es también el momento de enriquecer nuestro vocabulario: juegos sociales, scene, party-games, sistemas de entretenimiento digital,… Toda la masa social se “sube al carro”. Ahora se le llama freak a otro tipo de personas.

Actualmente los videojuegos no dejan de ser un arte, un arte que ha perdido su encanto; el encanto de una época, el encanto de una sucesión matemática: {8, 16, 32, 64, 128}.